lunes, 16 de abril de 2012

Rumbo al sur (IX): Carretera de la Muerte, Bolivia.


Israel con su bici en alto en una de las curvas más
famosas del recorrido.
COLABORACIÓN.
Texto: Israel Carreón.
Vídeo: Israel Carreón.


Datos de interés:

La cumbre 4700 m.s.n.m. – Coroico (meta) 1700 m.s.n.m.

Descenso de 3000 metros en un camino de 63 km. aproximadamente.

Agencia Freebikes. Precio 300 bolivianos (incluye equipo, fotos, videos y polera).

La carretera de la muerte (o Camino a Los Yungas) cuenta con el dudoso honor de ser la carretera más peligrosa del mundo y nosotros no podíamos pasar por Bolivia sin descender por ella. Sigue nuestra aventura en bicicleta...

Después de dos días de preguntar  y cotizar precios en diferentes agencias de viajes sobre la famosa carretera de la muerte (death road), David y yo decidimos elegir la agencia que tuviese la mejor polera  (playera, camiseta), como dicen en Bolivia, y el mejor precio. Preocupándonos poco por la comodidad de la bicicleta,  lo único que nos importaba era que los frenos funcionaran lo suficientemente bien para no caer a un pequeño precipicio en el cual la muerte sería nuestro destino final.

A las siete de la madrugada del día siguiente comenzaría nuestro recorrido con destino hacia la carretera más peligrosa del mundo. Esa noche, antes de dormir, preparamos nuestras cosas, pues regresando del recorrido en bicicleta partiríamos rumbo a  Sucre, o al menos eso teníamos contemplado.

Yo tenía la responsabilidad de despertar a los demás a las siete menos treinta, pero mi celular murió y por lo tanto no tocó la alarma, así que desperté un poco tarde. Afortunadamente aún teníamos suficiente tiempo para llegar a la agencia, pero Mathieu (Belga) y yo no contábamos con la tardanza de David, peor que señorita. Tomamos un taxi pues teníamos el tiempo encima, desafortunadamente casi al llegar a la agencia nos topamos con la avenida completamente ocupada por puestos, ya que al día siguiente se celebraría  navidad, tuvimos que bajar del auto y caminar hacia nuestro punto de encuentro.

En la agencia despertamos al calor de un cafecito con pan, apresuradamente, pues nos esperaban en la camioneta otros participantes del recorrido. Nos dirigimos en una "van" hacia el lugar donde comenzaría nuestra aventura en bicicleta. En la "van" íbamos dos grupos, nosotros tres éramos uno, dos ingleses, un canadiense (que por cierto no hablaban para nada)  y una pareja de checoslovacos muy chéveres formaban el otro grupo. Llegamos a la Cumbre con una altura de 4700 m.s.n.m. Ahí nos dieron nuestro equipo (casco, chaqueta y pantalón impermeables, rodilleras, coderas y guantes) y probamos nuestras bicicletas. Yo sufrí mi primera y única caída al hacer un caballito.

Aquí el vídeo resumen de nuestra experiencia. El de la camiseta verde y rastas: Israel Carreón, con camiseta negra y lentes redondas: David Alcora, el otro compañero: Mathieu Vinel.


La primera parte del recorrido fue fácil, pues era carretera asfaltada, con algunas curvas, pero nada complicado. Después de alrededor de una hora llegamos a un punto de control, donde tuvimos que  pagar un permiso para usar la carretera antigua (que ya no se encuentra en uso y la cuota para hacer el recorrido en bici permite que le den mantenimiento).

Continuamos nuestro recorrido y al poco tiempo encontramos la desviación, en un camino de terracería, nos adentramos un poco y paramos. Ahí nos dieron las últimas indicaciones; manejar preferentemente del lado del cerro, y parar en algunos puntos para tomar fotografías.  Ahora sí, comenzaba la acción, Mathieu y yo tomamos un buen ritmo, jugando carreritas en ocasiones, David por su parte decidió tomarse el recorrido con calma, bastante calma.

Posando al lado del abismo en "La Carretera de la Muerte",
Bolivia.
El camino era lo suficientemente ancho para transitar, pero en ocasiones se reducía el espacio a tal grado que no cabrían dos carros al mismo tiempo. Curiosamente en esta carretera han muerto más ciclistas después de que la carretera fue sustituida  por otra  en mejores condiciones que cuando estaba en funcionamiento.

El paisaje es espectacular, tiene unas curvas muy cerradas en las cuales han caído la mayoría de ciclistas y automovilistas. Pero eso no nos inmuta, la adrenalina que se siente al bajar con velocidad y tomar una curva cerrada es indescriptible. Hay un momento sublime, se trata de una caída de agua la cual hay que atravesar y empaparse completamente, en este preciso momento todo es perfecto, se siente que uno está vivo (como nos dijo nuestro guía).

Pero no todo fue tan fácil, los tres tuvimos algunos percances, David en algún momento perdió el camino y casi se estampa contra el cerro, pero logró recuperarse y evitó llevarse un buen golpe; Mathieu tuvo problemas con la cadena de la bicicleta por lo que tuvo que bajar de ella y componerla; por mí parte, casi me salgo del camino en una curva por exagerar en la velocidad, pero bueno, nada paso y por eso ahora puedo escribirlo.

Ya para terminar la carrera, decidimos divertirnos un poco más y fingir una caída en cadena. Al parecer no lo logramos de la mejor manera y el resultado fue este:


Terminando el recorrido de las bicicletas fuimos a un hotel para relajarnos un rato en la alberca y comer (acompañados de unas cervezas). Al terminar, tomamos nuevamente la "van" para regresar a la Paz.




Volver al índice principal del viaje: "Rumbo al Sur".


6 comentarios:

  1. !!!!!!!!!!!!QUE BARBARIDAD!!!!!!!!!!QUE TEMERIDAD!!!!!!!!ES INCREIBLE!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. q geniaaal!!!! en agosto voy a bolivia y lo hago!!! encantó!!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro David de que casi te dieras contra el cerro y no que casi te salieras hacia el abismo. Vaya carreterita...
    Arantxa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasó por ser tan precavido!! ;)

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Que pedazo montaje, que guay, pero esto no sera como el fhoto shop, cortar, pegar, borrar y mientras vosotros estais en el hotel haciendose unas cervecitas con un ordenador. Porque tengo una pregunta, si siempre estais los 3 mosqueteros ¿quien graba? D´Artañan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaaj sí.. D'Artagnan!! no, en realidad el vídeo lo graba el guía, no puedes ir por tu cuenta por ahí!! ;)

      Eliminar